Cómo es el proceso de recolección de la uva de mesa

Uvasdoce > Blog > Habla el campo > Cómo es el proceso de recolección de la uva de mesa

Qué es la recolección de la uva de mesa

Hoy en “Habla el campo” charlamos con Alfonso, uno de nuestros técnicos, quien nos explica en qué consiste el proceso de recolección de la uva de mesa.

La recolección es todo un reto ya que depende de varios factores, desde la hora a la que se realice el corte, hasta de la climatología. Por ello, el personal ha de estar muy especializado y ha de conocer muy bien las especificaciones del cliente.

¿Cuándo se recolecta la uva de mesa?

La recolección se programa siguiendo cuatro parámetros básicos de corte: timing de la variedad, grado Brix, calibre y color.

Cuando estos parámetros se dan y hay un volumen considerable, se propone para corte a la semana siguiente, y dependiendo de sus características se preasigna a un cliente.

A diferencia de otras empresas del sector, en Uvasdoce no se recolecta una parcela al completo o se mezclan uvas con diferentes especificaciones, sino que se recolectan los kilos justos para cada pedido, siguiendo las especificaciones de cada uno de nuestros clientes.

Recolección uva de mesa

Nota: No debemos confundir la recolección con la vendimia que es el proceso de recolectar las uvas que se emplean para hacer vino o licor.

Timing de la variedad

Cada semana, tanto los encargados de finca como los de corte hacen un seguimiento exhaustivo para saber cuándo es el momento óptimo para la recolección.

A esto es lo que llamamos el timing de la variedad. Momento en el que, además de seguir las especificaciones que exige el cliente, se tiene que tener muy en cuenta las características y tiempos que marcan los creadores de las variedades para poder recolectar.

En el caso de ya haber realizado un primer corte, se estudia cuánto corte queda por parcela y cómo va evolucionando la fruta todavía no recolectada.

Corte de uva de mesa

El color

El tema del color puede ser una de las cosas más complejas de conseguir ya que en algunas variedades blancas tienden a tostarse y a otras rojas les cuesta más conseguir un color cerrado y homogéneo.

Es por ello que, normalmente, se repasa una misma parcela un mínimo cuatro veces, dependiendo de la variedad, a veces incluso seis. Es cierto que esto merma la productividad, el beneficio y acarrea grandes esfuerzos logísticos, pero se consiguen mejores resultados.

Los grados brix y el calibre

Otros de los parámetros importantes para tomar la decisión del corte, son los grados brix.

Es muy importante tener en cuenta el mínimo que marca el obtentor, para que así la variedad tenga su sabor característico, y por supuesto llegue al consumidor final con su dulzor. Y aunque no en todas las variedades, el tamaño también es importante, aunque siempre justo por detrás del brix o sabor, en grado de importancia. Todas las variedades de uva tienen unos milímetros mínimos para ser comerciales.

En la siguiente foto uno de los técnicos de Uvasdoce realiza la medición de los grados Brix de la uva:

Medición brix en uva de mesa

En campo siempre se intenta facilitar el trabajo a producción, pero cuando después de repasar varias veces una misma parcela, el color del racimo no es totalmente homogéneo a pesar de tener brix y calibre, y vemos que su no recolección puede derivar a problemas fitosanitarios, se realiza un corte de aquellos racimos que, gracias a la buena mano de limpieza en producción, se adecue a las necesidades de nuestros clientes.

Filosofía Uvasdoce

Los nuevos trabajadores, a pesar de haber trabajado en el sector, se sorprenden cuando les explicamos nuestro proceso de selección, pero es la filosofía Uvasdoce, trabajamos para conseguir la mejor calidad para todos nuestros clientes y muchas veces no se es consciente del esfuerzo que hay detrás para que nosotros veamos un racimo perfecto en el lineal de nuestro supermercado de confianza.

Cargando uva recolectada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *