¿Uva en el embarazo?

Uvasdoce > Blog > Salud y Belleza > ¿Uva en el embarazo?

Buenos días!!

Hoy toca dedicarle nuestro post a la nutrición y la alimentación. Concretamente a la ingesta de uva en el periodo de gestación, en el cómo afecta en todas sus formas a la mamá y al bebé. Bien es sabido que la uva posee numerosos beneficios para nuestro cuerpo por razones que a continuación enumeraremos. Pero,  ¿Es buena la uva en el embarazo?.

En primer lugar, hablaremos del efecto de las uvas en la madre. Las uvas aporta una generosa cantidad de antioxidantes que además de evitar el envejecimiento ayudan a prevenir las infecciones y aumentan la inmunidad, ya que a veces esta se ve mermada en este periodo. El magnesio presente en las uvas ayuda a reducir los calambres en el embarazo.Las uvas son ricas en fibra, así que son una merienda ideal para combatir el estreñimiento. Por si fuera poco, las uvas tienen ácido fólico       –sobre todo las rojas– un elemento vitamínico que actúa directamente en la división y multiplicación celular durante el desarrollo embrionario. El aumento de a dosis de acido fólico ayuda a prevenir la espina bífida y cualquier alteración nerviosa en el feto. Otro de los elementos es el resveratrol de las uvas que ayuda a controlar el colesterol y la hipertensión en el embarazo.

Un racimo de uvas aporta la cantidad necesaria para nuestro organismo y además, pueden resultar un buen aperitivo o ”snack” entre comidas sobre todo cuando aparecen los antojos entre horas.

No se recomienda el consumo de las uvas a embarazadas que se les haya diagnosticado diabetes gestacional, ya que las uvas contienen un porcentaje algo en glucosa y aportan muchas calorías. Además si se encuentran en el primer trimestre de gestación, se desaconseja el exceso en la ingesta de esta fruta, ya que los niveles de acidez suelen ser altos. En este caso se recomienda que se coman con moderación.

Por otro lado la ingesta de uva beneficia tanto a los niños con al feto por las siguientes razones:

Los niños asimilan rápidamente en los azúcares. La vitamina A favorece al desarrollo de la visión. La vitamina B que contiene esta fruta puede controlar de alguna forma el metabolismo y su velocidad. También las uvas favorecen el buen desarrollo del sistema nervioso por su contenido sodio y calcio. El fósforo ayuda a mejorar los genes del feto y formar el ácido nucleico.

Por lo que concluiremos que las uvas son beneficiosas para el organismo por numerosas razones. Y ayuda al correcto crecimiento y desarrollo del feto en este caso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *