Las Comidas de Tim

Uvasdoce > Blog > Uncategorised > Las Comidas de Tim

Buenos días, ya queda menos para el finde.

Nuestro Tim continua su viaje hacia Berlín, y hoy se encuentra en Roma degustando los exquisitos platos que os vamos a recetar para este finde 🙂

Este martes ya llegará a Berlín!!

Spaguetti Carbonara

Ingredientes

400g de espagueti
2 huevos
150g de queso curado (parmesano, manchego…)
120g de bacon o panceta
sal y pimienta
chorrito de aceite de oliva

Preparación
Ponemos un puñadito de sal (generoso) en abundante agua hirviendo. Después añadimos los espagueti y los dejamos cocer aquí alrededor de 10 minutos. hasta que estén al “dente”. Conviene removerlos con frecuencia sobre todo al principio de la cocción, para que no se peguen.
Mientras se cuecen preparamos la carbonara. En un bol añadimos las yemas de los huevos. La clara es mejor guardarla para otra elaboración ya que, si la añadimos, parecerá más una tortilla de espaguetis, que una salsa en sí. Pero si no te importa, puedes añadirla. Añadimos también el queso rallado y mezclamos ambos ingredientes con un tenedor. Quedará una especie de masa muy densa.
En una sartén ponemos un pequeño chorrito de aceite. Cuando esté bien caliente, añadimos el bacon o la panceta, cortado en dados más bien pequeños. Pasados un par de minutos, cuando estén fritos, retiramos del fuego y reservamosUna vez hecho esto y cuando los espaguetis estén cocinados, guardamos unos cuantos cucharones del caldo de la cocción. Después escurrimos los espaguetis del resto del caldo
PASO FINAL
Sin demora, ya que será el propio calor residual de los espagueti los que vayan a cocinar la carbonara, echamos la pasta en el bol donde la habíamos preparado. Añadimos el bacon, con el juguito que hayan podido soltar y un poco del caldo de la cocción. Removemos todo bien con un tenedor para que los espaguetis absorban toda la salsa. Si ves que queda muy densa, puedes añadir más caldo de la cocción, hasta que haya quedado una salsa muy cremosa (no olvides remover enérgicamente todo. La pasta es muy porosa y absorbe las salsa con relativa facilidad. Pero necesita ser removido para ayudar a este proceso)
Finalmente, cuando hayamos conseguido la cremosidad de la salsa deseado, espolvorear con abundante pimienta negra recién molida. Se dice que el nombre “carbonara” viene del color que le da esta especia, que recuerda el color del carbón. Servir inmediatamente

Supplí al telefono

Para el arroz

INGREDIENTES
2 cucharadas de aceite de oliva
½ taza de cebolla cortada en dados pequeños
1 taza de arroz arborio
¼ taza de vino blanco seco
3 tazas de agua
3 cucharadas de queso parmesano rallado
2 cucharaditas de orégano seco
Sal y pimienta al gusto 

PREPARACION
Caliente el aceite en una cazuela, a fuego medio; agregue la cebolla y cocine hasta que esté transparente.
Agregue el arroz y cocine a fuego medio-alto un minuto, sin dejar de revolver.
Incorpore el vino y revuelva hasta que se evapore en su totalidad, unos 30 segundos.
Comience a agregar el agua, de a media taza, revolviendo sin parar, hasta que la haya incorporado completamente. Continúe revolviendo hasta que el agua haya sido absorbida y el arroz esté cremoso y bien cocido.
Mientras revuelve la mezcla, incorpore el queso parmesano y el orégano; condimente a gusto con sal y pimienta.
Esparza el arroz sobre una bandeja para horno para que se enfríe.

Para los ‘supplì’

INGREDIENTES
Arroz (ya frío)
8 onzas de queso caciocavallo, en cubos de ¾ de pulgada
2 huevos
¼ taza de leche
Harina (cantidad necesaria)
1 taza de pan rallado sin condimentar
Aceite para freír  (entre 4 a 5 tazas)
PREPARACION

Tome un puñado pequeño de arroz, haga un hueco en el medio con su dedo pulgar y coloque allí un cubo de queso. Cubra la abertura con arroz y forme una bola. Repita este proceso hasta que haya utilizado todo el arroz y todo el queso.
Bata los huevos junto con la leche.
Pase por harina, reboce con la mezcla de huevo y luego con pan rallado.
Caliente 4 a 5 tazas de aceite en una pequeña olla y fría los supplì en tandas, hasta que estén dorados y crocantes.
Sírvalos calientes.

Tiramisú

60 g de azúcar 
250 g de queso mascarpone 
3 yemas de huevo 
1 clara de huevo 
35 ml. de café 
20 ml. de amaretto 
5 bizcochos de soletilla 
Un poco de cacao en polvo

Separa las yemas de las claras, procurando que no caiga nada de yema dentro de la clara ya que esto evitaría que éstas montaran. Deja que las claras cojan un poco de temperatura (si no están frías montan mejor).
Blanquea el azúcar con las yemas con un batidor (mézclalos hasta que se forme una pasta blanca). Incorpórales el mascarpone y sigue batiendo con el batidor.
Aparte, y con el batidor bien limpio (de lo contrario no te subirá), monta la clara a punto de nieve. Incorpórala a la mezcla de yemas, queso y azúcar con cuidado con una lengua. Tienes que hacerlo con movimientos de arriba abajo para incorporar aire y evitar así que la clara baje.
Mezcla el café con el Amaretto. Resérvalos. Dispón en un vaso de sidra una base de la mezcla de mascarpone.
Corta los bizcochos de soletilla transversalmente y, luego, cada uno de los trozos por la mitad. Mójalos en la mezcla de café, escúrrelos y colócalos encima de la base de relleno que tienes en el vaso.
Cúbrelos con la base de mascarpone hasta llegar casi hasta al borde del vaso. Tápalo con un papel film y guárdalo en la nevera para que tome consistencia. No se puede consumir hasta pasadas, por lo menos, cuatro horas. Justo antes de servirlo, quítale el film y espolvoréale un poco de cacao por encima.


Gracias por leernos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *