La fruta, ¿antes o después de las comidas?

Uvasdoce > Blog > Salud y Belleza > La fruta, ¿antes o después de las comidas?

Existen polémicas sobre que es mejor para cuidar la salud o la línea, ¿la fruta antes o después de la comida?

La doctora Ana González-Román Ferrer. Diplomada en Nutrición humana y dietética, nos da la clave y los argumentos por los que desmitificar si una hora es mejor u otra, ambas tienen sus efectos beneficiosos para el organismo

alubias

Tomar la fruta como entrante de las comidas:

  • Si se toma antes produce saciedad por su aporte fibra, evitando una ingesta excesiva posterior. El orden en que se ingieren los alimentos no importa si la cantidad de calorías es la misma.
  • Algunos recomiendan comerla antes de las comidas para evitar así posibles dificultades digestivas consecuencia de la fermentación de los azúcares. Asimismo señalan que la fruta posee ciertas sustancias ácidas que estimulan las secreciones del estómago lo que facilitaría la digestión.
  • No es cierto el mito que afirma que si se toma la fruta después de las comidas, ésta fermenta en el estómago. La fruta no fermenta en el estómago, independientemente de que se tome antes o después de comer. El estómago no es un departamento dividido en diferentes alturas, por lo que el hecho de que la fruta se tome al final de la comida no significa que ésta quede en la parte superior del estómago y vaya a fermentar.

Tomar la fruta después de las comidas, como postre:

  • Tradicionalmente se come como postre, podemos seguir manteniendo la costumbre si no modificamos el resto de la comida. Es decir podemos tomar fruta como postre dentro de un contexto de alimentación equilibrada (hay que recordar que el equilibrio no se consigue en una sola comida si no a lo largo de los días, aproximadamente 2 semanas.
  • El sistema digestivo es lo suficientemente eficiente y su capacidad de aprovechamiento vitamínico es muy elevado, no se pierden demasiadas vitaminas sensibles al medio ácido.
  • Comer la fruta como postre evita la ingestión de otro tipo de alimentos (dulces, etc.) que poseen mayor valor calórico y contenido en grasas. También es bueno como postre porque los ácidos que contienen ayudan a realizar una limpieza de la boca

Tomar la fruta entre las comidas principales:

  • Como merienda o a media mañana para aprovechar al máximo sus cualidades vitamínicas. Al estar sola en el estómago, la fruta permanecerá menos tiempo en contacto con los fuertes ácidos y por lo tanto la merma vitamínica será menor.

La conclusión final del estudio es que, si tu problema es de exceso de peso, la fruta, como el resto de los alimentos, aporta las mismas calorías independientemente de cuando la tomes. Si la eliminas de las comidas principales, no la sustituyas por otro postre y tómala a media mañana y como merienda. Cualquier otra opción es también válida mientras no la elimines de tu alimentación.

Si no existe ningún problema de salud, puedes tomarla cuando quieras, lo que tengas por costumbre o lo que parezca más agradable. Pero sin prejuicios.

Fuente:

Ana González-Román Ferrer. Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona. (abcdietas.com)

En definitiva, la ingesta de fruta no es perjudicial en ningún momento, depende de las necesidades de cada persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *