DIETA MEDITERRÁNEA, UN ESTILO DE VIDA

Uvasdoce > Blog > Salud y Belleza > DIETA MEDITERRÁNEA, UN ESTILO DE VIDA

Los científicos han puesto de manifiesto que  la Dieta Mediterránea como estilo de vida es beneficioso para la salud y el bienestar de las personas.

Además, contribuye al mantenimiento de una agricultura sostenible y a proteger el medio ambiente.

Uvasdoce presenta sus variedadesLa Dieta Mediterránea es una valiosa herencia cultural, que a partir de la simplicidad y la variedad ha dado lugar a una combinación equilibrada y completa de los alimentos, basada en productos frescos, locales y de temporada en la medida de lo posible.

Ha sido transmitida de generación en generación desde hace muchos siglos, y está íntimamente vinculada al estilo de vida de los pueblos mediterráneos a lo largo de su historia.

Ha ido evolucionando, acogiendo e incorporando sabiamente, nuevos alimentos y técnicas fruto de la posición geográfica estratégica y de la capacidad de mestizaje e intercambio de los pueblos mediterráneos.

Ha sido, y continua siendo, un patrimonio cultural evolutivo, dinámico y vital. No hay duda que en el Mediterráneo, cuando hablamos de ingredientes de su dieta, a la trilogía trigo, vid y olivo, a las legumbres, a las verduras, a las frutas, al pescado, a los quesos, a los frutos secos, hay que añadir un condimento esencial, quizás un ingrediente básico: la sociabilidad.

La Dieta Mediterránea se caracteriza por:

  • La abundancia de alimentos vegetales, como pan, pasta, arroz, verduras, hortalizas, legumbres, frutas y frutos secos.
  • El empleo de aceite de oliva como fuente principal de grasa.
  • Un consumo moderado de pescado, marisco, aves de corral, productos lácteos (yogur, quesos) y huevos.
  • El consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas y aportes diarios de vino consumido generalmente durante las comidas.

Su importancia en la salud del individuo no se limita al hecho de que sea una dieta equilibrada, variada y con un aporte de macronutrientes adecuado. A los beneficios de su bajo contenido en ácidos grasos saturados y alto en monoinsaturados, así como en carbohidratos complejos y fibra, hay que añadir los derivados de su riqueza en sustancias antioxidantes.

(Fuente: Fundación Dieta Mediterránea)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *