AJOBLANCO CON UVAS, UN REFRESCANTE Y DELICIOSO PLATO

Uvasdoce > Blog > Recetas de cocina > AJOBLANCO CON UVAS, UN REFRESCANTE Y DELICIOSO PLATO

Receta Ajo Blanco

Con este calor tan sofocante sin duda, apetecen cosas fresquitas para comer ¿verdad? Hoy os proponemos una sencilla y deliciosa receta, sopa fría de almendras también conocida como Ajoblanco. Es un típico plato andaluz y extremeño y es realmente apetecible en días calurosos.

El Ajoblanco es una receta con historia, piensan que podía haber tenido su origen en la gastronomía romana. Sus ingredientes son muy comunes a los que abastecían a la sociedad en la Antigüedad. Lo que explicaría también por qué se ha popularizado en estas zonas de la Península Ibérica, ya que los romanos construyeron sus posiciones más importantes en Extremadura y Andalucía.

Es un plato que además de delicioso tiene unos sanos ingredientes, entre los que encontramos por supuesto las uvas. Las almendras, que es uno de sus principales ingredientes, son un fruto seco imprescindible que puede proporcionarnos numerosos beneficios para la salud. La almendra es el fruto del almendro, un árbol que pertenece a la familia de las rosáceas, al igual que los albaricoques, los melocotones o las cerezas. Al igual que las uvas, la almendra también es rica en proteínas, vitaminas y minerales.

¿Como prepararla? es muy sencillo! aquí te dejamos los pasos a seguir:

Ingredientes:

50 gr. de almendras crudas
100 gr. de miga de pan
1 dientes de ajo
6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de vinagre suave
800 ml. de agua muy fría
sal
Para acompañar: uvas

Preparación:

Remoja la miga de pan con agua y luego ponla en el vaso de la batidora con las almendras, el aceite, vinagre y sal al gusto. Añade un poco de agua y tritúralo todo hasta conseguir una crema fina.

Cuélalo, añádele hielo y mételo en la nevera varias horas para que se ponga bien frio.

Acompañarlo:

Siendo una receta que se toma en tantos lugares, cada sitio tiene sus costumbres para comerlo.

Por ejemplo en Málaga se toma añadiendo pequeños cuadradillos de pan tostado y con uvas Ambas cosas se sirven aparte y lo cierto es que así resulta delicioso.

Si tienes prisa y no te da tiempo de enfriarlo en la nevera, puedes añadirle hielos. Poniendo menos agua al hacerlo. Cuidado con este punto, ya que es muy fácil que por este resultado el plato de quede aguado.

Estos son los típicos platos que cuanto más veces se hagan mejoraran especialmente. Dándole cada tú propio gusto personal. Como ya le pasa a platos parecidos, como el gazpacho o salmorejo.

Esperemos que os guste!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *