Denominación de origen - Uvasdoce Productores de Uva de Mesa
17091
page,page-id-17091,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Denominación de origen

Las variedades Aledo e Ideal de nuestra producción se enmarcan dentro de la Denominación de Origen de la Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó. Además a partir de 2013, también se incluyen dentro de esta denominación las variedades Victoria y Red Globe.

Para que nuestra uva cumpla todos los requisitos de la Denominación de Origen Uva Embolsada del Vinalopó cada uno de los racimos maduran dentro de una bolsa que se les comienza a colocar a finales de junio o primeros de julio.

El embolsado 

uva embolsada

Es una técnica artesanal y totalmente manual, exclusiva de la zona del Vinalopó. Consiste en cubrir los mejores racimos con bolsas de papel hasta la recolección, protegiéndolas así de elementos externos, como los productos fitosanitarios, los insectos o las inclemencias meteorológicas (lluvia, sol, aire, etc.), y garantizando la lenta maduración de la uva. Todo ello tiene como resultado una uva con color uniforme, un mayor grado de sanidad, una piel más fina y un exquisito sabor. Además este método de maduración permite que los consumidores puedan disfrutar en invierno de una fruta propia del verano.

Las bolsas utilizadas para esta técnica son de celulosa de papel (tras su uso se reciclan) y existen tres medidas, pequeña, mediana y grande. Su tamaño se elige según la talla de las uvas y permitiendo que las bayas engorden protegidas. La recolección de este fruto que crece protegido por esta bolsa se realiza aproximadamente entre el 15 de septiembre y finales de diciembre. El valle del Vinalopó disfruta de un clima de tipo mediterráneo con tres subclimas (marítimo, templado y subtropical) que permiten retrasar el proceso de maduración manteniendo la uva en la cepa hasta bien entrado el invierno, siendo la última del año.

Su origen

12821558_1560292910964841_2938426576963734641_n

A comienzos del siglo XX, una plaga asolaba las cepas alicantinas ante la desesperación de los agricultores de la zona. Como intento de un vecino del valle quien preocupado por el futuro de su cultivo decidió tapar y proteger cada uno de los racimos con una bolsa de papel. Lo que empezó siendo una casualidad, el tiempo ha demostrado que ese ‘vestido’ no sólo es eficaz para proteger a la uva de las plagas y de los efectos de la fumigación directa, sino también los protege contra los rigores de la climatología y le otorga unas características únicas en el mundo.

El sello con Denominación de Origen

sello

El seguimiento exhaustivo de calidad que sigue este tipo de uva no solo se centra en el momento de su cultivo y maduración, sino que además llega al empaquetado y manipulado de esta fruta para que llegue con en las mejores condiciones al consumidor. En el envasado se realizan nuevos controles para que todos los racimos cumplan con los criterios de selección que dicta el Reglamento de la Denominación de Origen, y que son de obligado cumplimiento para poder marcar la uva con este sello de garantía.